PRETENDO

 No pretendo embriagarme por una noche y aludir a revelar.

 No pretendo desatar una inconclusa discusión, tus palabras serán crueles lo sé y no es tu culpa.

No pretendo atravesar el muro que construimos en una supuesta inocuidad de solemne supuestos, seremos amigos, lo he de respetar.

No pretendo socavar lo que oculto ya está, ni mucho menos en la distancia pretender lo que he de callar.

No pretendo, pero sin embargo recuerdo, cada sonrisa, cada fragancia y cada palabra en donde repetí lo pueril de   quererte.

No pretendo encontrarte de nuevo, tal vez y es lo más seguro nunca te repare de nuevo.

Solo permite que la noche pase, las explicaciones sobren y la desidia sobrevalore este sentimiento.

Si pretendo, acogerte en algún lugar tibio y apacible de mi mente.

Si pretendo, evocarte en días lucidos, de esos en los que aún sonríes.

Si pretendo que algún día me extrañes y tu bondad descienda en esta ciudad.  

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Correr…

Correr sin prisa, desatar la magia de consumir cada verdad, cada sentimiento que atesoré, pero sobre todo inferí.

Correr sin meta que lograr, dejé que las expectativas se resbalaran entre pretensiones y pocas explicaciones.

Correr sin agotamiento ni aire que falte, respiré cada momento, añoré los pocos encuentros como si fueran los últimos.

Correr …. Una tras otra vuelta al parque, todo por la resiliencia, la resistencia que mis piernas se niegan a dejar, las ganas de olvidar y un poco de coraje por escapar.

Correr, se ha convertido en un arraigo para excusar las pocas ganas que tengo de continuar.

Correr y ya mi rodilla resiente la poca sensatez de continuar, pero al mal paso buena cara y un par de amigas que confirman un reto personal, casi inmutable a despejar la mente y liberar el corazón.

Correr quiero poder correr y a una maratón poder asistir.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

No somos…

No somos siempre la redención, ni la culpa de una vida.

No somos siempre la paz absoluta, ni la cura a tu sabiduría.

No somos siempre la ambición de un pobre, ni la humildad que oculta soberbia

No somos siempre lo que podríamos ser, ni la justicia de una mentira.

No somos siempre la mejor versión de una situación, ni el antagonismo de una posición.

No somos siempre el refugio de una mala noche, ni amortiguamos el caudal de una confesión.

No somos nada y aún así tú y yo estamos acá.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

insomnio

El insomnio no ha sido más que una excusa para hurgar la vehemencia de una herida, un recuerdo, un supuesto, un deseo, un imposible, un pensamiento persistente.

El insomnio no ha hecho más que amedrentar la ternura de un sentimiento, socavando la pasividad de un recurrente e inconsciente presagio.

El insomnio querido terapeuta (mi gato Emiliano) no ha sido otra cosa que un leve y casi dramático intento de no volver a la coherencia de una rutina sin precedente-

El insomnio, aunque atormenta la pasividad de un escape casi deseado, el sueño, es más la relevación a un mundo más frenético, aprensivo y místico.

El insomnio…. No es la ausencia de sueño, es la presencia de infinitos sueños que se acopian en un pertinaz deseo de cumplirse.  

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Gracias ..

Gracias por encontrar la excusa perfecta para ver una mala película, ver la luna cerca, jugar con el cubo Rubik y reírme de estupideces.

Gracias por compartir un libro, un camino y hasta un recuerdo.

Gracias por advertir el desorden que deje justo al colocar tus intenciones.

Gracias por recubrir de calma la premura de mis acciones .

Gracias por ser tan tu

Acá te envío el terrario prometido y cursilerías varias para que la gente sospeche que alguien te quiere el día del amor y la amistad .. jajajaj.

Feliz día cara de bola.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

PREFIERO

Prefiero, mil veces prefiero, disculparme que pedir permiso, besarte que guardarme las ganas.

Prefiero, siempre prefiero, verte que añorarte, algo corto y fugaz, que algo por siempre y poco real

Prefiero jurar y decirte que nada va mal, romperme la vida y atravesar.

Prefiero una mala película y cerveza en botella, que alucinar con fracasos, seguro ocurrirán.

Prefiero mil veces prefiero lo que se ve llegar, que callar y emular en las excusas de evitarte.

Prefiero pasar de atrevida y romper con esta amnistía

Prefiero… pero el pánico ante de tus ocultas intenciones subliman cualquier valiente intento, así que prefiero callar y olvidarte.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La cita perfecta?

De qué está hecha la Luna y cómo se formó? | National Geographic

La cita perfecta, noche y callejones, bajo el borde de la luna y las sabanas desechas, la ropa en el suelo y el miedo en la cama, insomnio al verte y resaca al despedirme.

Algún día pensé que era un anuncio casi eminente, pero tus manos llegaron a mi piel justo cuando las armas solté y las bragas de conquista dejé.

La cita perfecta, el sortilegio de otro encuentro, debí advertirte sobre este desastre, el caer sobre tus intenciones y romper la promesa de no importarme.

Esa noche no soñé, tuve los ojos abiertos e intente de nuevo imaginarte, recogí un cinturón, y las ganas de volverte a manosear las oculte en los bolsillos de un pantalón que quedo en la esquina de la habitación.

La cita perfecta y al amanecer sigilosa intente huir, la pavura de tus pensamientos alejó mis dedos en el torpe intento de tocar el final de tu espalda y de allí salte, con el rímel desgastado y los labios sin color, camine en puntitas sin que las tablas del piso crujieran, sospecho fue un intento fallido y al despedirme un impávido beso aproximé.

Ahora estoy acá, con ganas de prendernos fuego, enredarte en mis cabellos, permanecer en tu sonrisa y volverte a ver sin decírtelo.

La cita perfecta y creo que fue la noche de un crimen vaticinado, dejando evidencia y un sentimiento de culpa bajo la almohada.  

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Lo diré: Incauto peatón

No es cordura, mucho menos sensatez, o simplemente altruista ante un gesto, llegaste navegando en la virtualidad de un presentimiento y aterrizaste en la realidad de un inhumano “me gustas por partes”, hasta ilógica semejante aseveración.

Y acá estoy palpitando del pánico, por intentar irme y no querer, por arriesgar mi tiempo y de paso perder mi supuesta seguridad, intentando vagamente considerar lo que será una buena amistad, de esas que terminan siendo cómplices y hasta consejeros.

Y acá estoy convenciendo cada neurona para que la conexión neuro sináptica sea lógica, apacible y poco estrambótica, ante el estímulo de verte sonreír de nuevo.

No es cordura, mucho menos sensatez. hoy asentí que me gustas más de lo que pensé podría reconocer

.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Lectura

Leer.

A veces solo a veces debo parar de leer, tomar el libro entre mis brazos, suspirar, mirar al infinito y atesorar los instantes en qué cada palabra escrita me hace imaginar, remembrar y añorar el preciso momento en que deseo soñar.

Leer no es otra cosa que ir súbitamente al sostenido y prolongado deseo de vivir algo que jamás habías deseado.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

¿ESTAS SOLA?

Una vez me preguntaron por qué estaba “sola” … aún no logro responder acorde con lo que pudiera interpretar quien hace esa pregunta. Y es tan jodido contestar ante un juicio sobrevalorado, insensato e impuesto, es como si la soledad de latín solĭtas, -ātis + fuera una reprobación, un estado imperdible, un retroceso, agobiante y casi patético.

Para Arthur Schopenhauer, la soledad no era más que “la suerte de todos los espíritus excelentes” una experiencia subjetiva; si una persona especula que está sola, entonces está sola, si los otros ven la soledad como enajenación de un sentimiento o la inmunidad de interacciones sociales, así lo describirán.

Pero la soledad querido e inquietante entrevistador es imposible adjetivar o emitir una afirmación tan intransferible como desavenida acerca de un ¿por qué? y no un ¿para qué?…  tal vez tu pregunta desde la emotividad de un frenesí y constante quiero estar rodeado de mucha gente, reprobando y aprobando mi constante devenir, debería ser: ¿a qué se debe que no desees compartir a diestra y siniestra tu venerado tiempo, conocimiento y vasto sonreír con cualquier mortal?

¿Estoy sola? No lo estoy…. aún busco mi propia soledad, esa que me permita pensar sin tanto asociar, reprimir o culpar, esa que me permita apreciar, construir y crear, esa que deje ser, tener y hacer en la compañía de quien disfrute las soledades compartidas.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario