Voy a partir de cero o menos cero..

Voy a partir de cero o menos cero, pero voy a partir de eso es seguro… acá voy de nuevo cero y van mil intentos, dicen que debes intentarlo… la tercera es la vencida, yo perdí la cuenta, por eso parto de cero o menos cero.

Culminando y reiniciando, a veces me preguntan de donde saco valentía para comenzar de nuevo, no es que tenga valentía es que he caído tantas veces que ya hasta de pie caigo. Hablo conmigo misma tantas veces que ya es alguien conocido para mí, deje de cargar las sensaciones de otros y el coraje ha sido tan imprudente que desvela pedantería.

Voy a partir de cero o menos cero.

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

CORAJE: Anne Sexton

Traducción de José Luis Reyna

Es en las pequeñas cosas donde lo vemos
El primer paso del niño,
tan imponente como un terremoto.
La primera vez que vas en bicicleta,
tambaleándote por la acera.
La primera paliza cuando tu corazón
fue de viaje todo solo.
Cuando te llamaron llorón
o pobre o gordo o loco
y te hicieron un extraño,
cuando bebiste su veneno
y lo ocultaste.

Más tarde,
cuando miraste a la muerte de bombas y balas
no lo hiciste con una bandera
lo hiciste sólo con un sombrero, para
cubrir tu corazón.
Tú no has acariciado la debilidad en ti
a pesar de que estaba allí.
Tu coraje fue un pequeño carbón
que has seguido tragándote.
Si te ha salvado tu compañero
y murió haciéndolo
entonces su coraje no fue coraje,
fue amor; amor tan simple como jabón de afeitar.
Más tarde,
si tú has soportado una gran desesperación,
lo hiciste solo,
en tus venas corría el fuego,
quitándote la costra de tu corazón,
estrujándolo como un calcetín.
Después, hermano mío, has espolvoreado tu pena,
le has dado un masaje de espaldas,
la has tapado con una manta,
y cuando ha dormido un ratito
despertó a las alas de las rosas
y estaba transformada.

Después
cuando llegues a la vejez y a su conclusión natural
tu coraje se mostrará en pequeñeces,
cada primavera será una espada que tú afiles,
aquellos que tú ames vivirán en una fiebre de amor,
y tú regatearás con el calendario
y en el último momento
cuando la muerte abra la puerta trasera
te pondrás tus pantuflas de felpa
y te irás.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

tRáEmE…

9

Tráeme la tristeza a esa ya la conozco.

Tráeme nostalgia esa fue vecina mía.

Tráeme angustia y un par de malos recuerdos esos ya me los bebí.

Tráeme algo de sorpresa, nunca más de lo mismo para pasar este pueril misterio.

Tráeme demonios y ocultos secretos, tráeme todo, pero no dejes nada, que mañana tal vez no estaré

Tráeme sabiduría un poco de realidad, tráeme paz y la bondad de permanecer un rato más, tal vez mañana no estaré.

Tráeme algo y no vengas con las manos vacías, tal vez nunca volveré.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Incauto Peatón… me llevo

El: te vas..

Ella : quedan días, de nuevo a otra ciudad….

El: empacaste?

Ella: si

E:l dime que llevas?

Me llevo las pretensiones de no tocar y disfrutar por lo inverosímil de no poder concertar, el sabor de tus ganas en mi boca, la noche donde descubrí que realmente disfrutaba hablar contigo, las risas….  Las risas, esas las guardo en mi morral junto a mi cámara, no sea que, en mi maleta de viaje, esa la grande, se refundan.

Me llevo la bondad de tantas atenciones, el dulce trato y el olor de tus pensamientos, la obsesión por retener las horas en que me escuchabas hablar, lo ilógico de nuestros comentarios y por supuesto una lista interminable de cosas en contra a lo que ya era posible.

Pero sobre todo me llevo la enorme felicidad de encontrar a un ser humano con el mismo desorden mental o peor que el mío.

Ella: me llevo todo lo que no sucedió he imagine que podria ser osea todo

El: te encontraré

Ella: solo hazlo

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Ni incauto, ni peatón

DSC_0943Ni incauto, ni peatón, la vida ha pasado y no solo por la avenida de la paz, son más meses que días lo que he residido en una ciudad ajena a mi hábitat natural.

Hoy anduve por las esquinas de mi casa, entre rincones por limpiar y sabanas por desplegar, van de nuevo los mismos recuerdos y van pegados los mismos rencores.

He contado más de una vez lo que mi vida ha transcurrido y ha discurrido, he bailado cada soledad y cada nostalgia, he caminado cada nueva sensación, he transpirado en esta primavera – verano la sensación que abruma, la aventura por continuar, he aprendido y re aprehendido cada concepto que mi conexión neuronal ha reconocido y he deseado ir más lejos de lo que me encuentro.

Ni incauto, ni peatón, mi labial casi permanente se desdibuja entre placer de tenerme y dejarme, bailar ya no es una opción es un deber con mi cuerpo que contornea las hondas de una brisa densa que asfixia con cada engaño que atormenta.

Dame un par de copas de vino barato, la brisa de Sevilla en tarde de sábado y desata la epidermis que aprisiona.

Dame más de un pensamiento y recorre mi piel como calle de sierpes, una cerveza ligera al atardecer en Triana y tendrás el olor de azahar embebecido de las notas cítricas que desprende mi cabello, baila al lado del Guadalquivir y ahoga estas ganas de revivir el romance pletórico y fugaz.

Ni incauto, ni peatón, has pasado a lo largo de esta absurda soledad

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Acá sigo

Bajo lo apacible y lo incomprensible de un recuerdo..

En la distanciay el confort de mi hogar.

En contra de la perspicacia e inutilidad.

Acá sigo soñando con hacer de mi mundo un mundo mejor.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Timidez.. esa que no te gusta.

10380280_10152502767146760_3532654461622805511_n

Timidez, esa que en Colombia se enseña, la de oler el aliento en cada bocanada de estupidez, de esa que mojas las pretensiones y deslizas tu mirada en tus caderas.

Si, soy tímida, yo puedo sentir tu cáliz por el privilegio de arremeter en tu cintura.  Tu intenta tocarme que yo aprieto hasta las ganas de poseer.

Si, soy tímida, no arriesgaría mojarme en tus labios, por lo efímero que presiente una simple acción sin condición.

Si, soy tímida, matiza el misterio de la noche que embiste, los dedos que condenan, la sensación de introducir.

La timidez te aborrece, te aburre….   A mí me censura, me evita, es consciente de las ganas que tengo por verte gemir en la sensación de un inclemente placer.

La timidez no es más que un estado de alerta por prevenir, no es verse estupefacto, es verse en alerta a lo que pueda desatar.

La timidez querido, la confundes con un estado, la timidez en mi caso no si no un mecanismo de defensa para no desatar el deleite de sostener, tocar y devorar, cada comisura que pudiera encubrir placer.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario