REMENDANDO CALCETINES

Desvanece la tarde  en donde camine, desvanece ya un día mas… acaso alguien dijo que sobrevivir no es mas que  consumir de aterradores deseos  un día mas?

 

Desvanece y  despierta  un día mas un solo día mas,  en al letanía de una prosa, en la lejanía de un amanecer,  ando entre pasos de un diminuto infierno que asumi.

 

Desvanece y penetra un  viento frió de realidad, sollozando tristezas por andar, padeciendo  sonrisas por transformar.

 

Desvanece la dosis de porncipes azules, brujas que aterrizan en mi terraza y duendes que  se escabullen en mi habitación, no sin dejar un aire de soledad y paz…

 

Todo desvanece… sin embargo presiento que un ángel poso sus alas en mi, carcomió mis huesos y padeció junto a mi….. Acumulando años por venir, realidades que asumir, pesadez que digerir y llanto que calmara  las noches sin atar….

 

No es que haya perdido la fe, es solo que  se refundió entre páginas de estupidez e inmadurez… el destino es tan coherente como la locura sin sensatez, como la razón sin  lógica, como la bondad sin nobleza….

 

Tampoco es que la tristeza me haya consumido como antes, es solo que la vida  me recuerda a cada instante que he de permanecer por algún motivo aparente, sorprendente o  totalmente  increíble, alguien en el cielo debe  estar rezando por mi alma condenada a transcurrir en el valle de una urbe, por callejones de soledad y luces encandecentes de realidad…. Alguien debe pretender que siga por acá….

 

Por eso asumí desde hace varios días que lo que caiga del cielo bueno o malo  lo recibiré con los brazos abiertos no sea que me gane el peso de un sentimiento, con los ojos abiertos no sea que me oculte la verdad de una mentira,  con una sonrisa dibujada en mis labios, no sea que  me consuma  en la nostalgia, con los pies en el suelo no sea que aterrice por la insensatez de una injusticia sin proceder… sin mas defensa que la contrición de mis actos, sin mas escudo que mi corazón remendado…

 

Que venga la vida,.. Mis hombros resistirán, los años fortalecieron mi suelo, las lágrimas sembraron tranquilidad, y mis pasos cubrieron de  añoranza mi discreción…

wer_12

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s