DIMANCHE APRÈS-MIDI IN BRUSSELS

Tarde de domingo en Bruselas, sentada en el alfeizar de mi ventana,   escuchando Dinah Washington….pretendo escribir algo coherente.

Tarde de domingo en Bruselas, comienzo a encontrar similitudes entre calles y pensamientos, si tomas una pensando que es un atajo, siempre llegaras a otra distinta, el aire es como un corazón sin ilusión, tibio pero mortalmente frio en las noches,  escuchar el rumor de la gente  me transporta a un sinfín de historias, sin subtítulos para comprender.

Tarde de domingo en Bruselas, la nostalgia abraza cada paso y cada suspiro, los rayos de sol aún perpendiculares al asfalto que consumen el proceder de un futuro incierto.

Tarde de domingo en Bruselas y aún no corro por el parque, me acosté en prado del parque cincuentenario para probar un poco de  esperanza  sin consuelo, recorrí  por algunas horas  las esquinas de mi sensatez y enamore mis ganas de permanecer.

Tarde de domingo, un viejo lápiz, el cabello dorado de un niño que pasa y la convicción que  mi corazón ha sanado, otra cicatriz que marcara lo que tuvo que pasar. Ya no lloro, no es necesario, comprendí  que amar es solo cosa de sobrevivir y ser feliz  por mí.

Tarde de domingo, tengo una maleta sin empacar y la foto de mis gatos que deseo besuquear.ballon

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s