DÍA 40… YA NO ES TERAPIA, LA TERAPIA ACABO.

1185857_10151835087506760_853790304_n40 Días … fue toda una terapia de caminar y  calmar, de andar y procurar, de recordar y apresurar, de odio y desdén.

40 Días en que ella decidió revocar el mandato de sentir y a la horda tirar las ganas de llorar.

40 días aprisionando el mundo en la garganta, asesinando las ganas de buscar y asfixiando  el silencio de no volver a enfadar.

40 días, si son o no suficientes para renovar,  ella aún no lo sabe, pero si sabe que  engendraron  días mejores, llenos de calma y bondad.

40 días en que ella decidió escupir lo que pensaba, lo que se le ocurría, todo para releer las pocas horas de nostalgia y remontar una nueva historia de aventura y mejores días.

Tal vez sea la costumbre o mejor la no costumbre, pero ha sido más divertido que precario, más vivaz que enfermizo y más consiente que falaz, por lo que  solo  tal vez,  ella siga   escribiendo  su  magnífica  cotidianidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s