Destino o simple instinto (el incauto peatón)

1253961-bigthumbnailLuego del anuncio del decano acerca de una convocatoria para los alumnos  en la empresa de Anne  y con  el auspicio de la empresa del incauto peatón, los personajes se retiraron  del salón.. Él, el incauto peatón nunca volteo, nunca hizo un gesto de despedida, ni mucho, menos asintió  su cabeza, ella quería  indagar más, no acerca del proyecto de eso ya se había enterado, sino de él, de sus  fortuitos y constantes encuentros y de  su insistente  comentario acerca de haberla visto en el tren, pero él atravesó el corredor y desapareció entre comentarios y  preguntas incidentes de sus alumnos.

No obstante  la clase debía continuar, había sido toda una semana de horas interminables de dictar un seminario. Tarde  muy tarde como siempre salió  del salón, caminando esta vez acompañada de un par de estudiantes, se despidió y  cruzó  la acera para continuar a su casa, mientras tanto la luna  sorprendía  con su  grácil luz, ella pensaba si aún era correcto o  no  escribirle, si la curiosidad  mató al gato o si el silencio generaba más que  un deleite  al misterio.  Sin  esperar le escribió una simple línea: “ hola, veámonos entonces, cuando y donde? Y si, pudo más la curiosidad que la simple cortesía. =) …”   no quiso ser cortes, ni mucho menos interesante, solo quería saber  quién era, y porque le recordaba.

La respuesta  no fue sino al día siguiente él incauto  peatón contestó:

 “La curiosidad sigue siendo una característica de la personalidad,  la curiosidad a mi parecer es un vehículo para expandirnos a nosotros mismos, y también de relacionarnos con los demás: buscamos personas en nuestro mismo rango de curiosidad, por lo que sospecho es el mejor medio que he obtenido para  lograr  una respuesta, contundente y  eficaz.

Veámonos,  si aún lo deseas, el sábado en la tarde, es mi día favorito de la semana y la  hora  predilecta,  sabes dónde queda el café de la montaña? Ya me conoces  no necesito  una señal o mucho menos esperarte con una rosa y un libro, 4: pm”

Ella contestó: allí estaré.

Ella en cambio llevará una rosa y un libro por si la espera es tediosa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s