Fue..( incauto peatón)

Ella sonrió, ok, si así lo escribiste respondió, pero nunca pensé que sería literal, ¿todo un bar?  que eres un magnate, dueño del bar? ¿o qué?  no crees que es algo exagerado?  el respondió:  no, solo el organizador de la fiesta que va a haber,la verdad dentro de poco esto estará repleto de gente, pero siéntate, por fin puedo escucharte.

Ella se sentó, le miro y preguntó: ya explícame, que sucede de repente nos encontramos “casualmente”, solo sé que me viste un día en un tren y ahora que significa, quieres que seamos amigos, ¿o todo este misterio de novela romanticona es una estrategia?  Lo siento, pero soy directa. El, el incauto peatón, la miro y la comisura de sus labios se alargaron hasta casi dibujar una sonrisa que  a su parecer, el de ella,  era sarcástico y dijo: es algo cliché pero solo quiero seguir viéndote, me diviertes, y por supuesto me causas más que curiosidad, es casi imposible que te haya visto de nuevo, en una calle  cualquiera de esta ciudad, si hubiera esperado tu respuesta de vernos o que me llamaras  nunca lo hubieras hecho, lo sé,  por lo cual  aproveche los momentos que llamas “ casuales”  para  encontrarte, y entre misterio y pistas  logre  atraerte  o no? Es medio estrategia, pero así lo quería, quería escucharte y hablar contigo, justo en ese momento las personas comenzaron a entrar, todos le saludaban, chicas y chicos, en menos de nada el bar estaba lleno.

tequilaConlimonElla se retiró, le hizo señas al incauto peatón, para que comprendiera que estaría en el bar y no en la mesa, ella pidió un tequila, maldito trago purificado de culpas y agotador de recuerdos, limón para limpiar amarguras y sal para saborear lo que sucedía, la música sonaba  y entre un par de  tragos cortos de tequila, no pudo resistir bailar, el incauto peatón la siguió con la mirada, sin embargo no le acompañó, ella como  siempre  bailo con los ojos cerrados al son de su canción preferida  cream de Prince, su cuerpo desvelo movimientos que  había olvidado, sus manos  recorrían lentamente su cabello, deslizando lentamente por su cuello , bajando por su pecho, mientras  sus caderas se movían lentamente agitando  el deseo de no estar  allí, sino en  su cuarto sonriéndose a ella misma.

ca576141f09320a4a2b0030dc9f29cc5El incauto peatón entre amigos y conocidos que rodeaban la mesa no podía quitarle la mirada, se levantó, estaba decidido a acompañarla en la pista de baile, pero se detuvo y ella fue quien se acercó, le dijo: ¿bailas? El contesto: no, no bailo, pero contigo me gustaría bailar, la sonrisa de ella fue aún más pronunciada y contesto, te estás pasando, dónde anotas tantos cliches…jaja pero justo cuando ella  le tomo del brazo, se acercaron un par de personas un chico y dos  mujeres, le llamaron y preguntaron qué hacen bailando solos vamos a bailar todos, una de ella le abrazo y la música se tornó algo tropical, de repente ya era  algo  de regeton, ok podría haber tomado tequila pero ni media botella le haría bailar esto y ella se alejó…

abrazoElla vio la salida, trato de buscar la mirada del incauto peatón para decirle adiós, pero escucho  un grito muy fuerte  que decía… noooooooooooooooo mona, que haces acá??? Ella miró y era un gran amigo Sebastian, le abrazo y dijo: ¿tu? ¿En esta fiesta de farándula? Jajajaja me matas?  ella contesto : tu que rayos haces acá? ¿Cuándo llegaste? Sebastián tomo su chaqueta y dijo tu no eres de acá vayámonos, ella le miro con agrado y en la puerta del bar le abrazo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s