Incauto peatón

imagesEn un café  sin mayor  protocolo ella se volvió a encontrar con el incauto peatón, un mocaccino y un  cappuccino de  licor,  más de dos horas de conversación, efímera y poco  trascendental, casi cercana, como de dos viejos amigos

En el imaginario de  pretender y en lo demandante de un olvido,  ella cayó en  la conversación de un referente, cada explicación y cada coincidencia era para ella inevitable  llegar en  la narrativa y no citar el mismo referente, menos mal fue una mala cita, ya que nunca  ubicó  el  nombre completo  ni mucho menos  el año de  procedencia.

Es curioso que  en el  trascurrir de los días  fue casi efímero  un recuerdo y de repente  en la conversación con el incauto peatón,  ella  no pudo asociar ideas  lejanas, sino  al contrario solo  uso lamesadeuncafe como referente a  explicaciones de comportamientos y eventualidades, vaya datos curiosos y vaya referente que el  incauto  peatón llevo a su  cabeza.

No obstante  el  misterio  y la lejanía de conocerle  a suscitado algo de  tranquilidad, no hubo  situaciones  o eventualidades  extrañas, no hubo interrupciones y mucho menos  la ansiedad  que la curiosidad  atormenta.

Un abrazo y un hasta pronto, entre el olor de café, sus manos rosaron y las ganas de volver  a ver.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s