Incauto peatón: sábado

antonio-salcedo-espera-sin-fin-1-e1408551393860-600x370.jpg

Tan perecedero y tan  volátil fue el encuentro,  que el inusual misterio  ha desencadenado un  prolongado silencio, entre pretensiones y  entresijos  la tarde  se  desvaneció.

Sin conquistas, sin  quimeras, fue una tarde  de café y muffins…

O fue  la conversación o ella  desató imaginarios, él incauto peatón se ha despedido, dejándola a ella  en una esquina de esta ciudad. Ella  recorrió un par de calles y justo al llegar a una vitrina, alguien le llama, era su  amigo  Sebastián, ella le abraza: y le dice: dime como haces para estar  en el momento  justo?  Sebastián responde: de que hablas, solo pasaba por acá, eres tú la que está siempre en mi camino….

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s