Volando de nuevo

viajesComo si su espalda ya cargara el equipaje de ida, lleva un par de días con un espasmo  lumbar, tal vez asociado al  ajetreo de un viaje inesperado pero siempre deseado.

Ella de nuevo dobla sacos y acomoda una maleta llena de ilusión y nostalgia, un par de libros y música para acompañar las interminables horas de espera en un par de aeropuertos  en escala.

Ella  acomoda la permanencia de un ausentismo concurrente, las ganas de conocer y la alegría de  volver a ver a  quien con su sonrisa  subsistió  la distancia de una amistad.

Ella  viaja de nuevo a su lugar preferido, a su camino trazado  por el momento de una atesorada y afable soledad que llena de bondad  el recuerdo de soltar.

Ella viaja y su mente  recorre la sensación de volar y desaparecer.

Ella está feliz por lo que vendrá.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s