Ya no es un monólogo

En lo carismático, en lo absurdo y en lo poco coherente,la premura de reconocer emana la nostalgia de creer.

Si supieras que nunca pude olvidar y que aun hablo contigo aunque no estés.

En la sensatez de  permanecer , en lo ilógico de recordar, la ansiedad solo apremia el decir.

Si supieras y comprendieras que aún podría sostener tu mano cerca a la mesadeuncafe.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s