Respira el momento, el dolor ha caído.

descarga (1)Hoy entre recuerdos de infancia y la sonrisa oculta de la nostalgia por una amistad duradera, acompañe a mi gran amiga en procesos tan dolorosos  como lo son la pérdida súbita de una ser querido. Atravesé un camposanto,  piedras esculpidas con fechas  de inicio y fin,  flores marchitas de una última visita, mi chaqueta de invierno colgando de mi brazo, mi amiga  Cristi  corriendo  junto a mí para  poder  llegar y tomar de la mano a nuestra amiga Io en esa,  la despedida más cruel que la humanidad pudo inventar, apegos  infinitos  donde  no  nos permitimos soltar.  Hemos llegado, una carpa color vino tinto, teñida por el luto de caras tristes y acongojadas, un hoyo en la tierra y la pala que levanta un terrón de tierra mientras un cajón toca fondo, Io se asoma con timidez y revienta en llanto, mis pies inmovilizados retienen  el impulso de  tomarla, Cris sale a su encuentro, (Cris  quien ha perdido a su hermana a su gran  amiga  hace poco),  y ellas dos se  funden en el abrazo más dulce y doloroso que  he visto, el llanto consume la ganas de apretar, el temblor de sus manos, sus ojos cerrados con fuerzas y su apoyo mutuo, el gracias por estar acá y la fortaleza por decir: yo te comprendo.

Vaya mujeres, esas niñas que conocí en el patio de recreo, las que un día con picardía caminaron en los corredores de un colegio, sus faltas de cuadros  y sus zapatos de atar, tantos años, tanto dolor y acá están tomándose de la mano y mirando como la tierra oculta el simbolismo de quien no está, yo solo pude posar mi mano en el hombro de Io, mientras  ella miraba  fijamente  como  las palas tapaban  el hoyo hecho en la tierra.

Vaya mujeres, vaya niñas que conocí, entre tanto dolor y pérdidas, mis lágrimas sólo matizan lo efímero de un dolor que se confunde en la decepción de un profundo desamor, tal vez sean dolores diferentes pero perdidas al fin y al cabo. Bella, le dije, me tendrás en esas cabeza, posando mi dedo índice en su frente, ella, Io, respondió: me estás llamando, luego mire a Cris, ya son montones de años y esa sonrisa  no cambia, su cabello largo, su ojos profundos y su dulce proceder.

Las amigas del colegio.. he peleado, he reído y hasta he llorado, aun así algunas ni Instagram tienen, pero escucharlas decirme Nikky estas bien? me recuerda que las amo, de ese amor que me llevaré el día que no esté, de ese amor que estará el día  que deba sostener sus manos y decirles acá estoy, de ese amor que te hace visitar en un hospital, que  te hace escribir : dónde estás.. ya voy para allá, de ese amor que la distancia no cambia, de ese que no hace falta verle  todos los días,  con una vez que te hablen  basta por  más de un par de años, de ese amor que te permite  regañarles y recibir regaños.

Vaya mujeres, vaya niñas que crecieron  y lo duro que fue y será….

Vaya  fortaleza que me espera, ejemplo de bondad.

ADRI, ESTRE, IO, SORIS, PAO, EVELYN ( OK LAURA PUES) Y CRIS… HACE UN MONTÓN DE AÑOS QUE NO LES DIGO, LAS AMO SIEMPRE LAS HE AMADO A MI CONDENADA MANERA,TENGO EN MI MEMORIA CADA RECUERDO, CADA PALABRA, CADA GESTO, CADA RISA , CADA LLANTO COMPARTIDO.

GRACIAS.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s