Al Borde

utecaAl borde del delirio al margen de un deseo, al paso de un pensamiento.
Allí donde la magia aún no desaparece y el presentimiento permanece.
En lo arcaico de reconocer y en lo adyacente de sentir…
Una tarde viajaré con un par de maletas y algo de música que emane  de viejos audífonos, las penas las colocaré en un bolsillo y en el otro, unas cuantas  sonrisas para cambiar malos ratos.
Al borde del delirio al margen de un pronóstico, al beneplácito de un lejano sentimiento.
Acércate, tan solo lo suficiente para estar distantes y lo escaso para estar cercanos.
Caminar sola ya no es opción, se ha convertido en la pasividad de recordar, la bondad de someter y la apacible verdad de reconocer lo que soy. Ni es queja, ni es reclamo, pero si sugerencia por volver a compartir y en la insensatez de otra piel reconocer la ironía por vivir.
Aspira e inhala, se olvida y respira, el tiempo solo desvaneció la partida, la distancia solo hizo que desangrará realidad y la soberbia solo sembró dolor.
Al borde del delirio al margen de un sentimiento por guardar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s