sIn TíTuLo

DSC_1092.JPG

Nací en un hospital de esos que  se construyen en el barrio de tradición, que voy a saber cómo fue mi nacimiento, mi madre dice que no fue fácil, por lo que presiento que desde allí la cosa  comenzó a planear un destino abúlico y frugal.

El error no fue en indultar la sensación de amor, el error fue en sublimar la percepción de lo que sería el amor de pareja, el error no fue el vivir la sensación de amar, el error fue no comprender que esto se vive en dos, el error  no fue concebir la promesa de permanecer, el error fue  no asumir que existen idiotas  proporcionados a su  miserable existencia.

Oprimo neuronas para comprender que  la decisión la tomó  yo y no la eventualidad de un no sé, la cátedra no me dio para asumir la sistematización de la estupidez, meses y días, no bastarán para desplegar la inconformidad de haber esperado y desgastado la paciencia que lleno mis días y  lo efímero de un llanto. No  pretendo renegar por la vida  y andar con el alma en cuero, no resisto a la  posibilidad de  creer o asumir lo bueno que  traigan los días, no avanzaré sin construir camino y mucho menos dejaré que lo súbito de un pobre artificio arrebate mi estoicismo por sonreír.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s